Hoy, día 30 de julio del año 2020, se cumplen once años del último atentado mortal de la banda terrorista ETA, aquel día, en la localidad de Palmanova, el terrorismo se cobró la vida de dos guardias civiles, Diego Salvá Lezaun y Carlos Sáenz de Tejada.

Esta mañana, como no podía ser de otra forma, el Foro Baleares ha acudido al homenaje a los dos héroes que perdieron la vida aquel trágico 30 de julio de 2009.
Pese a ser un acto en el cual imperaba la tristeza al recordar semejante barbarie, debo confesaros que para mi ha supuesto una inyección de esperanza de cara al futuro.

Llevamos ya muchos años en los que la izquierda totalitaria promueve una visión de nuestra historia basada en el odio, el rencor y una falsa superioridad moral ante el que percibe e interpreta la historia alejándose de los preceptos que impone la izquierda más reaccionaria.

Pues bien, esta mañana he percibido una sociedad que antepone el recuerdo, respeto y admiración a los héroes que perdieron la vida velando por la seguridad de todos y cada uno de los españoles antes que el profundo rechazo que sentimos por esa banda de miserables asesinos, y creo sinceramente, que esa es la forma en la que una nación sólida y madura recuerda a aquellos que la defendieron hasta las últimas consecuencias.

Por eso, en estos momentos tan duros por los que estamos atravesando no debemos dejarnos llevar por la frustración o el odio, debemos tomar ejemplo de nuestra historia y de los grandes estandartes que la conforman, para demostrar, una vez más que los españoles estamos muy por encima de esa clase política que nos ha llevado hasta esta situación tan critica.

Por Carlos, por Diego y por todos aquellos que dieron la vida por España y por la libertad, juntos hacia adelante españoles.

Sergio Bota Campos