El Foro Baleares de la Solidaridad y del Progreso denuncia un año más que ni la UIB ni la Conselleria de Educació han garantizado el derecho que tienen los estudiantes de elegir en qué lengua quieren examinarse, un derecho reconocido por el propio rector de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Llorenç Huguet.

Según ha podido saber el Foro Baleares, en los exámenes de matemáticas e historia, los encargados de repartir los exámenes a los alumnos los han repartido con los enunciados en catalán, negándose a ofrecer la posibilidad de entregarles los exámenes con los enunciados en español si así se lo solicitaran.

La sorpresa fue cuando un alumno simpatizante de la sectorial de los Jóvenes del Foro Baleares, menor de edad, pidió al responsable si le podían entregar el examen de matemáticas en español. La respuesta del profesor fue «¿Per què? ¿Tu no ets mallorquí?», negándose, en consecuencia, a repartirle el modelo de examen en español.

Estos hechos, al parecer, se han producido durante los exámenes de matemáticas e historia que se han celebrado este jueves día 9 de julio.

Si bien tenemos conocimiento de que en algunas aulas si se ha garantizado el derecho de los alumnos a examinarse en la lengua que consideren, tenemos constancia de que en al menos dos aulas ni tan siquiera se ha ofrecido dicha posibilidad a los alumnos.

Desde el Foro Baleares consideramos inadmisible y una vulneración del derecho que de los alumnos.

Como cada año decimos, que un alumno pueda elegir en qué lengua quiere examinarse de las asignaturas no lingüísticas (historia, matemáticas, filosofía, geografía, etc…) no debería responder a criterios ideológicos, más bien a criterios prácticos: Hay alumnos que durante el bachillerato han cursado dichas asignaturas en castellano y, por tanto, es más fácil para ellos y se manejan más en castellano o viceversa.

Al parecer, tristemente algunos profesores han querido aprovechar su condición para imponer sus criterios sesgados e ideológicos perjudicando así al alumno. Desde el Foro Baleares volvemos a insistir a Llorenç Huguet y a Martí March que garanticen este derecho que tienen los alumnos.