La primera polémica originada por la victoria del ya presidente de los EEUU está servida:

Denuncian un presunto trato de favor hacia su persona…

Al parecer, según fuentes consultadas por Foro Baleares, la Residencia de Ancianos en que reside Biden se habría comprometido a concederle permisos de entrada y salida especiales, con el fin de que pueda desempeñar con mayor soltura las funciones que se le suponen al presidente de la mayor potencia del mundo.

El resto de ancianos del asilo han mostrado su malestar por el agravio comparativo demostrado por la Dirección del Geriátrico.

-«Le ponen siempre los mejores solomillos, mientras a nosotros nos sirven puré de verdura…»

El presidente ha quitado importancia a las quejas de sus compañeros de asilo, achacando sus declaraciones a los celos y ojerizas…